Con la tecnología de Blogger.

24.11.08

HERRAMIENTAS DEL TECNICO EN GAS

Herramientas
Es indiscutible que a pesar de estar viviendo en una época de grandes innovaciones técnicas, nos encontramos con el mismo problema que tenían nuestros antepasados para hacer uso de las herramientas ; por tal motivo es importante hablar de las herra-mientas que se emplean en la unión de las tuberías de cobre de temple rígido o flexible. A continuación se enlistan las herramientas utilizadas en la unión de tuberías de cobre :
• Soplete de gasolina o gas L. P.
• Cortatubos
• Escariadores o rimadores
• Abocinadores
• Expansionadores
• Dobla tubos de resorte
• Dobla tubos de palanca
4.1.1. El soplete
Al tratar el tema del proceso de la soldadura, se aclaró que es necesario aplicar calor a los tubos de cobre cuando se va a unir por medio de una conexión. Este calor lo proporciona una flama suficientemente in-tensa, que aplicada al tubo, el alambre de soldadura al contacto se derrite. El artefacto más elemental y sencillo que puede proporcionar este calor es el soplete de gasolina (actualmente existen en el mercado sopletes manuales de gas, similares al de gasolina aquí descrito) y cuyo dibujo lo describe. Por lo demás es suficientemente conocido, los mismos instructivos que llevan los modelos de las diversas marcas, indican los cuidados de mantenimiento que hay que tener, así como las precauciones en su encendido. No estará de más insistir que hay una regla que deberá seguirse sobre todo si no se quiere estar expuesto a un accidente : nunca debe bombearse intensamente hasta no estar encendida la mezcla gas - aire que sale de la boquilla ; una vez que mediante un cerillo, se vea que prendió la llama sin fuerza, entonces se bombea aire hasta alcanzar la intensidad que se desee.
Fig. 4.1. Soplete de gasolina
Naturalmente que esta precaución es menor, cuando la cazoleta de alcohol está fuera del mismo envase del soplete. La razón de esta precaución es que al calentarse la lámina del envase, expansiona el aire interior y si este aire ya está comprimido por un bombeo intenso al calentarse por el fuego de la cazoleta, puede provocar una sobre presión.
4.1.1.1. ¿Cuál es el calor necesario para soldar con soplete ?
La llama tiene dos coloraciones que corresponden a diversos grados de calor, la llama amarilla es luminosa pero no calorífica. Al abrir poco a poco la esprea pasa más mezcla gas - aire y si la presión interior es suficiente, desaparece la flama amarilla para convertirse en azulada que es calorífica, intensificándose más a medida que se abre más la esprea. Recomendamos que para soldar tubos hasta de 1” no se emplee una flama demasiado fuerte pues el calenta-miento de la conexión sería demasiado rápido y no se podría controlar fácilmente, con el peligro de una evaporación inmediata del fúndente y oxidación subsiguiente del cobre, impidiendo el corrimiento de la soldadura. En medidas superiores a 1” puede emplearse una flama intensa pues siendo mayor la superficie a calentar ya no existe ese peligro. En diámetros de 3” a 4” será conveniente emplear más de un soplete de gasolina.
Aunque como hemos visto no es necesario otra clase de soplete para soldar tubería de cobre, la industria moderna ha puesto en circulación otra clase de sopletes a base de gas L. P. y que varían desde el cilindro portátil manual tipo “spray” (Fig. 4.2.) pasando por el portátil de 2 (Fig. 4.3.)kg hasta el de 20 kg. (Fig. 4.4.) con boquillas de
Fig. 4.2. Soplete manual portátilde gas tipo “spray”
perforaciones múltiples y de asidero de pinzas que permite mantener el tubo dentro y uniformizar el calor. Naturalmente que cuanto más completo en servicio es el soplete debe de esperarse más rendimiento en el trabajo.
Creemos que un equipo oxiacetilénico es excesivo para este tipo de trabajo aunque no está contraindicado el uso. Quien lo tenga y quiera usarlo puede hacerlo con la salvedad de que tendrá que pagar más por el combustible.
Fig. 4.3. Cilindro portátil de 2 kg
Fig. 4.4. Cilindro semiportátil de 20 kg
4.1.2. El Cortatubos
Es una herramienta sencilla, constituida de dos partes ; una fija y otra móvil, en la parte fija se encuentran dos rodillos guía que sirven de asiento a la tubería y en la parte móvil existe un disco o cuchilla de acero que se desplaza por medio de un husillo roscado con empuñadura.
Existen diferentes cortatubos, los que comúnmente se emplean son aquellos que sirven para realizar cortes en tuberías que van de 1/8” a 5/8”, 3/8” a 1 1/8”, 1/2” a 2 1/8”, 1/2” a 3 1/8” y de 1” a 4 1/8” de diámetro exterior. La mayoría de estos cortatubos llevan consigo una cuchilla triangular que sirve para eliminar las rebabas una vez efectuado el corte. También existen corta-tubos que tienen un mecanismo de crema-llera (clutch) que permite acelerar la operación de corte, ya que se abren rápidamente para colocar el tubo, deslizándose el disco o cuchilla automá-ticamente para dejarlo en posición de corte (Fig. 4.5.)
Fig. 4.5. Cortatubos
4.1.2.1. Manejo del cortatubos
El manejo de esta herramienta es sencillo y seguro, primeramente se coloca el tubo sobre los rodillos guía, posteriormente se hace desplazar el disco o cuchilla, que realizará el corte ; para esto se hace girar el cortatubos hacia afuera lo que permita el desplazamiento del disco por medio de la empuñadura cada vez que se haga girar éste. En los casos de no tener este tipo de herramienta y para efectuar cortes en las tuberías de diámetros mayores de 4” (5” y 6”) dichos cortes se pueden efectuar con una segueta de diente fino (32 dientes por pul-gada) teniendo cuidado de usar una guía para realizar los cortes, según se muestra en la figura 4.6.
Fig. 4.6. Corte del tubo utilizando segueta
4.1.3. Rimadores
Para eliminar la rebaba que resulte del corte, se puede hacer con la cuchilla triangular que trae consigo el cortatubos o bien con los rimadores en forma de barril (Fig. 4.7.) que en su interior llevan un cono formado por tres cuchillas. La parte interior del cono sirve para eliminar la rebaba exterior del tubo ; y la parte exterior para eliminar la rebaba interior del tubo, esto se logra solamente asentando el tubo sobre el cono y haciéndolo girar.
Fig. 4.7. Rimador tipo barril
Si los diámetros de la tubería son muy grandes, puede usarse un lima de media caña, la cual tiene una parte curva que se utiliza para el interior del tubo y la parte plana en el exterior del mismo.
4.1.4. Abocinador
El abocinador es una herramienta que sirve para trabajar la tubería flexible ; es la que expansiona o abocarda en formación cónica (45º) los extremos del tubo que han de apoyarse sobre los chaflanes de la conexión.
Fig. 4.8. Abocinador
Existen diverso modelos y todos se basan en el mismo principio. Constan de dos partes, una fija y otra móvil, la parte fija es un bloque metálico dividido en dos mitades iguales que giran a charnela (bisagra), además tienen una serie de orificios graduados exactamente al diámetro exterior de las tuberías a expansionar ; la parte móvil se compone de un mandril cónico a 45º que se desplaza por medio de u maneral y sirve para centrar al tubo a expansionar (Fig. 4.6.)
4.1.5. Herramienta de suajar
Existen dos tipos de herramienta de suajar y se emplean indistintamente tanto para tubería flexible como rígida ; una de estas herramientas es casi similar a la de abocinar, difiere únicamente en el mandril, el cual no es cónico sino cilíndrico, dicho mandril existe en diferentes medidas en las que su diámetro exterior está calibrado exactamente al diámetro exterior de la tubería a ensanchar (Fig. 4.9.)
Fig. 4.9. Suajador
El otro tipo de herramienta es de golpe y se compone de una serie de mandriles de golpe que van en diámetros de 1/4” a 5/8” (Fig. 4.10.).
4.1.5.1. Manejo del suajador
El manejo de esta herramienta es sencillo y rápido de efectuar ; los pasos a seguir son los siguientes :
1. Se deposita el tubo a ensanchar en el orificio adecuado del bloque de la herramienta, procurando que el extremo del tubo sobresalga del bloque aproximadamente 2 cm.
2. Se aprieta el bloque amordazando el tubo a ensanchar.
3. Posteriormente se introduce el mandril cilíndrico y se dan vueltas (apretando) para ir realizando el ensanchamiento hasta llegar al tope.
Este sistema se sigue similarmente para los mandriles de golpe, sólo que hay que auxiliarse de un martillo; y considerar también que al efectuar el golpeteo el bloque esté asentado sobre una superficie plana.
Fig. 4.10. Estuche de abocinador, cortatubos y mandriles para ensan-chamiento.
Anteriormente se habló de que esta herramienta se puede emplear también en tubería rígida, sólo que hay que considerar que los extremos de los tubos a sufrir el ensanchamiento se deben recocer para destemplarlos y no permitir que se agrieten cuando se efectúe la operación.
El ensanchamiento como se menciono, actúa por medio de golpe hasta lograr ensanchar la boca del tubo en cuestión al diámetro del tubo que penetrará en éste, para proceder a realizar la soldadura.
El suajador que es similar al abocinador, también se puede utilizar para tubería rígida, tomando la precaución de recalentar la tubería antes de ensancharla.
4.1.6. Dobladores
El doblador de tubería más sencillo y económico que realiza doblados seguros es el manual, el cual consiste de un muelle de alambre acerado en forma de espiral comúnmente conocido como doblador de gusano (Fig. 4.11.) ; este se expende en juegos que van de 1/4” a 5/8” de diámetro exterior. Se marcan en el tubo las señales entre las que va a producir el doblez, se introduce el tubo en el doblador de muelle centrando las marcas hechas y se le va dando poco a poco la curva que se desee. Si la curva no es muy cerrada, el muelle sale fácilmente ; por el contrario, si la curva es tan cerrada como por ejemplo 90º, se lubrica el “gusano” y se saca dando vueltas en el sentido del enrrollamiento del alambre del muelle.
Fig. 4.11. Doblador de muelle o “gusano”
Otros dobladores que tienen ciertos principios de mecánica también manuales son muy útiles cuando hay que sistematizar el trabajo de doblar, bien por el número de dobleces que haya que hacer o por la exactitud en el ángulo de los mismos, están basados en lo siguiente : una mordaza que sujeta el tubo y lo afirma ; un disco o semidisco cuya periferia tiene forma exterior del tubo a doblar ; una palanca giratoria desde el centro del disco con el extremo en forma de media caña y que se acopla al tubo que se va doblando en todo el recorrido de la vuelta (Fig. 4.12.)
Fig. 4.12. Doblador de palanca
© 2003 Industrias Nacobre, todos los derechos reservados.
Sectores:
[Cobre Construcción]
[Cobre Industrial]
[Aluminio]
[Plásticos]

HAGA SU PAGO AHORA